Compartir con un amigo










Enviar
Looking for Something?
Menu

El sistema nacional anticorrupción

corrupción

Por Frank Lozano:

El presidente Peña Nieto finalmente promulgó la reforma que crea el Sistema Nacional contra la Corrupción. Lo hizo cobijado por los poderes de la república y por los partidos políticos. Su mensaje fue bien cuidado y bien estructurado. Toda una pieza argumentativa que, desde su perspectiva, fortalece la hipótesis de que la corrupción es cultural.

El presidente compara la transición política, con la evolución cultural que los mexicanos tenemos que llevar a cabo para erradicar la corrupción. Si el país pudo llegar a la alternancia, seguramente podrá llegar a un nuevo estadio social, moral y político; a eso suena la premisa.

Todo bien. Todo bonito. Salvo que el anuncio llega tarde cuando el daño a la institución presidencial es muy alto. Llega cuando pesa sobre él, como sobre ningún otro mandatario en la historia reciente del país, la sospecha del conflicto de interés, suya y de alguno de los miembros más destacados de su gabinete.

Llega en muy mal momento, cuando, en virtud de la contienda electoral llueven toneladas de acusaciones de unos contra otros. Revisemos lo que pasa en Nuevo León, en Sonora, en Jalisco. O bien, cuando el asesinato de candidatos y colaboradores de candidatos está a la orden del día. Cuando existen dudas razonables de que, en algunas entidades del país, no hay condiciones para realizar el proceso electoral.

Llega en un momento en que la popularidad del presidente está por lo suelos, al igual que su credibilidad. Llega en un momento en que el Estado es nuevamente cuestionado por su desdén por los derechos humanos. Llega días después de la masacre de Tanhuato, misma que precede a los hechos de violencia de Jalisco del primero de Mayo, llega pues, de gorra y sin regalo.

En México se hacen leyes maravillosas, lo triste es que no se cumplen. El Sistema Nacional contra la Corrupción debería tener como primera acción el encarcelamiento del propio presidente y de una buena parte de la clase política.

¿Qué hará distinto a este instrumento, en un sistema de impartición de justicia donde la impunidad manda? Quién sabe. Lo cierto es que le seguimos poniendo parches al diseño institucional. Seguimos creando áreas o dependencias, como si con su sola creación pudiéramos reparar los daños estructurales que tiene el gobierno y el país.

Quizá la clave está en volver a poner sobre la mesa un nuevo constituyente. Una nueva carta magna que trace un horizonte más amplio, donde quepan todas las tareas que deben realizarse para refundar a un país que, ciertamente, está atravesado por la informalidad: económica, política y social.

Si como sugiere el Presidente, la corrupción es cultural, el enfoque de un sistema nacional anticorrupción debe ser tan vasto como vasto es el espectro de la corrupción, del engaño, del cochupo, de la trampa, de la simulación. Entonces, hablamos de algo más que medidas para fiscalizar, para transparentar y para exigir la rendición de cuentas de los funcionarios.

Hablamos de algo más que vigilar procesos de adjudicación de contratos y compras. Hablamos de una operación de fondo, que invoque una nueva visión educativa, un nuevo pacto social, un nuevo horizonte cultural. Y para ello, entonces también tenemos que hablar de desigualdad y de pobreza. Al final, el principio y el fin de la corrupción tienen mucho que ver con esto. Pero nadie parece verlo.

 

Humor eterno

Letterman

Por Oscar E. Gastélum:

That’s why humor so often serves as an accelerant to social progress. Eighteenth-century wiseguys like Voltaire, Swift, and Johnson ridiculed the wars, oppressions, and cruel practices of their day. In the 1960s, comedians and artists portrayed racists as thick-witted Neanderthals and Vietnam hawks and nuclear cold warriors as amoral psychopaths. Seguir leyendo

Pasos imperfectos

road juristas

Por Adriana Med:

«Más vale vivir tu propio destino imperfectamente que vivir a la perfección el destino de otra persona.»

El Bhagavad Gita

 

Estoy a favor de las influencias. Además de inevitables son beneficiosas. Sería muy tonto ignorar o subestimar a todas las grandes personas y obras que existen y han existido, de las que tenemos muchísimo que aprender. Seguir leyendo

Archivo sueño

Sueños

Por Alejandra Eme Vázquez:

Jimena, mi hermana, tenía función de teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Su obra sobre el terremoto del ’85 en la que actuaba con dos compañeras. Yo debería estar ahí para recibir al público, pero no estaba; le decían que me había retrasado para ir a buscar su credencial de elector. Ella pensaba que qué distraída yo, que cómo no me había acordado de que tenía dos credenciales. Entonces sonaba la alarma sísmica. Cinco para las siete. Seguir leyendo

Los intelectuales y el derecho (sobre la burocracia), Alejandro Rossi

alejandro rossi

Es lamentable caer en la desesperación porque no hemos entregado a tiempo un papel o porque un señor todavía no ha firmado un oficio. Es imperdonable que esas miserias produzcan angustias y, a veces, desgracias. Es metafísicamente escandaloso que causas insignificantes tengan tanta importancia en nuestras vidas. La burocracia –salvo en paraísos sin duda artificiales– es esa desproporción, esa alquimia que transforma a un vejete pálido o una cincuentona gelatinosa en personajes decisivos e inevitables. Seguir leyendo

Hidrógeno y magia

sol

Por Deniss Villalobos:

En algún lugar algo increíble está esperando ser descubierto.
Carl Sagan

Me alegra imaginar a todas las personas que este jueves en el DF se tomaron unos minutos para dejar sus actividades y sorprenderse por el anillo de colores que apareció alrededor del Sol. La explicación científica, según el físico Modesto Montoya y el divulgador Enrique Anzures, es que el halo se produce cuando los rayos del Sol atraviesan las gotas de agua suspendidas en la atmósfera, que se presenta en forma de círculo ya que la posición del sol es vertical u horizontal. Seguir leyendo

Los intelectuales y el derecho (sobre la impunidad), Javier Marías

Marías

[…] El carácter más sombrío de esta novela […] tiene que ver con otra cuestión, la impunidad que cada día más impera en el mundo, o esa es la sensación que muchos tenemos y que crece en nosotros a diario. No sé citar de memoria, pero en Los enamoramientos uno de los personajes dice algo parecido a esto: “El número de crímenes desconocidos supera con creces el de los registrados, y el de los que quedan impunes es infinitamente mayor que el de los que son castigados”.

Seguir leyendo

Un día como hoy

No Events

¿Consideras que el Metro de la Ciudad de México es un transporte eficiente y seguro?
Premio de ensayo de Derecho Civil “Maestro Rafael Rojina Villegas”
  • concurso ensayo